10 CANCIONES ANTI-SAN VALENTÍN

heart-love-romance-valentine

Todos los febreros con la misma cantinela. La calle llena de rosas, la gente vestida de rojo, los enamorados con cara de idiotas. Si a ti tampoco te gusta San Valentín, venimos con lista de reproducción para que te unas a nosotras en nuestra cruzada.

– Esto de tener que celebrar que nos queremos de manera obligada es un concepto que no tiene espacio en nuestras mentes. El amor romántico es una lacra que hemos de aniquilar, así que os invitamos a que nos tengáis tirria. Ódiame, Bambino.

– Somos muy de himnos en la oficina, en una lista como la de hoy no puede faltar esta oda a la poca fe en asuntos del corazón. Tonino Carotone nos caló a la primera en lo de echar balones fuera. La culpa no es nuestra, pero Me Cago En El Amor.

– La realidad de esta celebración es que cuando uno sale a la calle le dan ganas de hacer locuras. El gesto intenso, el sonrojo, los peluches, los bombones -eso sería a lo único que no nos negaríamos-, las manitas. Tomamos la palabra a Novedades Carminha, Ensalada de ostias.

– Tanto detallito nos satura, parece que cuánto más regalo se entregue, más se quiere, todo es Insufiente. Rusos Blancos.

– Después se quejarán cuando la relación no llegue a ningún sitio, y nosotras les diremos -con la boca pequeña, somos honestas- I hate To Say I Told You So, como The Hives.

– En el momento en el que maldigan, en el futuro, a la pareja, podrán compartir esta canción con nosotras, pero, a día de hoy, Rata de Dos Patas nos la quedamos en exclusiva, eso sí, la versión de L Kan.

– Seguimos con versiones, y, como somos fans de Justin Timberlake, también nos apropiamos del Cry Me a River. Y es que… ya, ya lloraréis -y os habréis gastado la pasta-.

– Hemos de admitirlo, todo es tan empalagoso y tan cuqui, que notamos cómo nos sube la fiebre a medida que va pasando la jornada, tiramos de Niños Mutantes, No Puedo Más Contigo.

– La propuesta de McNamara en Vivir no Es Beverly Hills encaja más con nuestro modus vivendi. Echemos un poco de sustancia a la jornada, feliz día de San Ballantine’s.

– Todos los días llegan a su fin. Hasta el año que viene Cupiditos, guardad vuestras flechas a buen seguro, no sea que las encontremos. Al menos hasta dentro de 364 no tendremos Un día de mierda de éstos, como Sidonie.