10 CANCIONES PARA CUANDO TIENES QUE HACER REGALOS

christmas-2618269_960_720-c

Ya esta aquí, ya llegó, la época en la que nos quedamos sin ideas y sin un duro a partes iguales. Estamos ya en pleno diciembre y las fiestas amenazan con volvernos un poco majaras. La coyuntura lo requiere, una lista de canciones con las que calmar los nervios y un plan. Todo va a salir bien.

– La primera parte parece la más dura, darle a la sesera y localizar las preferencias de cada persona a la que, por gusto o compromiso, vayamos a agasajar durante las fiestas. Nuestra mente echa humo como en Over And Over de Hot Chip.

– Ir a comprar se nos plantea como una película de Wes Craven, nos visualizamos como reinas del grito en los pasillos de una gran superficie huyendo de los comerciales. Como Alaska y Los Pegamoides en Horror En El Hipermercado.

– Hemos de ser previsores así que tomamos lápiz y papel -o el móvil, para qué engañarnos- y nos montamos un archivo monísimo con detalles de presupuesto, una Lista De La Compra, como la de La Cabra Mecánica. Siendo honestos, no tenemos muy claro que nos sirva, pero qué bonita nos ha quedado para compartir en Instagram.

– En plena faena nos entra la crisis existencial y dudamos sobre la finalidad de tanto agasajo. En nuestra cabeza resuena Material Girl de Madonna, pero, como es tan pegadiza, se nos pasa la locura y retomamos la tarea.

– Al llegar a nuestro destino, véase centro o calle comercial, grandes almacenes o tiendas cucas de barrio, seguimos con las dudas. Y es que, ¿qué se le regala a alguien que no sabes qué tiene? O peor, a alguien que lo tiene todo. Nos acordamos de Pulp y de su Common People pero su solución no se adapta a nuestras necesidades, eso sí, la cantamos de cabo a rabo.

– Uno de los regalos más sencillos a simple vista, pero que nos puede complicar la existencia es el Maquillaje, como el himno de Mecano. Puede que a nuestro ser querido no le guste pintarse o que le guste demasiado y nosotros no controlemos suficiente. Es curioso que siempre sean los stands de cosmética lo primero que nos encontramos al entrar a los grandes almacenes, y siempre nos siembra la duda.

– Otra de las opciones a la vista es regalar un sobre. Destinar el mismo importe pero el mínimo de energía. Según el destinatario puede quedar algo demasiado impersonal, aunque si nos lo piden expresamente… Money, Money, Money de ABBA.

– No nos engañemos, los regalos que se hacen en las fiestas navideñas son susceptibles de ser usados por y en contra de toda la familia, natural, política o elegida. Un buen consenso es pasar por el pasillo de Juegos De Mesa mientras escuchamos a Julio De La Rosa y escoger aquel en el que seamos un hacha, así nos aseguramos la victoria.

– Otro de las grandes bazas son las sustancias políticamente dudosas. Sabemos que alguno de nuestros seres queridos es un sibarita de los cócteles o de las grandes reservas, o, simplemente, su tienda favorita son los estancos. Valor seguro son Oasis y su Cigarretes & Alcohol.

– Después de mucho dar vueltas y de que no nos convenza nada, siempre nos surge la duda. Quizás sea todo demasiado impersonal, siempre es más gratificante otro tipo de regalo. Damos al play a Camilo Sesto y su Algo De Mí.